Historia PDF Imprimir E-mail

INTRODUCCIÓN

Ossa de Montiel fue fundada por los romanos en el valle de San Pedro, con el nombre de "Caput Fluminis Anae", aunque debido al descubrimiento de restos arqueológicos en estas tierra, se cree que otras civilizaciones como los musulmanes, visigodos y berberiscos, han pasado por ellas.

Ossa de Montiel ha estado poblada desde los más remotos tiempos. En la zona se han hallado restos de las primeras industrias líticas del Paleolítico Inferior- Achelense y del Musteriense, así como una significativa presencia Eneolítica, que resulta especialmente interesante para el prehistoriador.

En el S.XII se levantó el histórico "Castillo de Rochafrida". Esté fue tomado primero por Alfonso VII y después por los almohades hasta su nueva reconquista por los cristianos. Años después el castillo pasó a manos de la Orden de Santiago quedando en absoluto abandono en tiempos de Isabel y Fernando.

Ya en época medieval y tras la conquista cristiana, el rey Enrique I donó la heredad de la Ossa a don Suero Téllez de Meneses. Tanto Fernando III como Alfonso X constatan la escasa población de la zona. A mediados del siglo XIII, la villa se convierte en encomienda de la Orden de Santiago

El miedo a las incursiones musulmanas y la existencia de bandolerismo mantienen una escasísima densidad de población que se prolonga hasta bien entrada la Edad Moderna.
Con ocasión de las Guerras de las Comunidades, Carlos I envió una compañía de tropas suizas brutal e indisciplinada que arrasó Ossa de Montiel. Buscando refugio, sus habitantes huyeron a los montes cercanos; a su regreso sólo encontraron ruinas. Nuevos episodios bélicos marcaron la vida de esta villa durante la Guerra de la Independencia.

Esta villa perteneció a la Orden de Santiago hasta el S.XIX, bajo dependencia de la encomienda mayor de Montiel.

Es el municipio más occidental de la provincia de Albacete, perteneciente a la comarca del Campo de Montiel y en plena ruta del Quijote. Situado a 901 metros de altitud y 24000 hectáreas de término, de las cuales 15000 son ocupadas por romero, encina, sabina, enebro, etc., en su término también se encuentran nueve lagunas y media de las quince que hay el Parque Natural “Lagunas de Ruidera”.

La vid, el cereal, la abundante caza menor, (conejo, liebre, perdiz roja) y su infraestructura turística son sus principales recursos económicos.

Especial mención merece la antigua ermita de San Pedro; en sus proximidades se encuentra el romanceado Castillo de Rochafrida y la famosa cueva de Montesinos, en cuyo interior, Míguel de Cervantes; nos sitúa los capítulos XXII-XXIII, de la segunda parte de Don Quijote de la Mancha.

En la Edad Media, tras la Reconquista cristiana de la zona, una serie de pueblos entre los que se encuentra Ossa de Montiel constituyen el denominado Campo de Montiel bajo la Orden de Santiago. La historia de este término estará unida a dicha orden hasta finales del siglo XIX. A Ossa de Montiel se le concedió el titulo de Villa junto a otros pueblos del Campo de Montiel y confirmada su “Carta Puebla” por el infante D. Enrique I de Castilla, el 28 de septiembre de 1410. Este hecho se representó mediante el levantamiento del rollo o picota que todavía se conserva.