Cueva de Montesinos.

La Cueva de Montesinos, es famosa por ser el escenario de uno de los capítulos de Don Quijote de la Mancha. Se encuentra situada en un camino de Ossa de Montiel a 6 Km del municipio y a 14 Km de Ruidera, muy cerca del Castillo de Rochafrida.

A la izquierda de la gruta se halla una oquedad que se conocía con el nombre de sala de "los Arrieros" porque durante muchos años la gente que trabajaba en esta zona, (campo, ganadería) encontraba aquí refugio en las inclemencias del tiempo.

Es una pequeña cueva kárstica de muy poca profundidad, unos 80 m, originada por el proceso de disolución que las aguas de lluvia han originado en el roquedo de la zona, a la que se llega después de descender por una estrecha y empinada rampa. En su interior existe un pequeño lago de aguas oscuras, y los techos poseen estalactitas. Próxima al “umbral”, al la izquierda, está el hueco “portal” que es un habitáculo natural suficientemente amplio como para dar cobijo a personas. A partir de la mitad de la cavidad aparece la zona más amplia, conocida como la "Gran Sala", de cuyo techo han sido encontrados, un centenar de murciélagos, ausentes en este medio durante años. Pero lo que si se ha hallado son restos de útiles, que manifiestan la actividad humana desde tiempos remotos, como cuchillos, puntas de flecha de sílex, hachas pulimentadas…

Conviene que quien se decida a descender a la gruta, lo haga acompañado de guías. Se recomienda ir provisto de linternas y calzado cómodo, pues existen algunos pasos dificultosos y peligrosos.

El principal valor de esta cueva es el literario y esto se lo debe en parte al romancero y al Castillo de Rochafrida, ya que es en esté donde se encuentra el origen del romancero de la provincia de Albacete.

Miguel de Cervantes nos situó en su interior los capítulos XXII-XXIII, de la segunda parte de su genial obra "D. Quijote de la Mancha", en los que nos narra el mayor encantamiento de la literatura española, en el cual el mago Merlín tiene encantadas a más de quinientas personas, entre ellas el noble Montesinos, Doña Ruidera con sus siete hijas y dos sobrinas, el caballero Durandarte, junto con su escudero Guadiana,(…)